¿Qué es una impresora 3D y cómo funciona?

La impresora 3D básicamente es un aparato que utiliza una materia prima para producir un objeto físico, que como bien dice su nombre, tiene 3 dimensiones: Tiene un Ancho y un Largo, como cualquier impresión en una hoja regular. Pero también tiene Altura (o profundidad).

img1
La tecnología que acompañó el boom de las impresoras 3D domésticas se conoce como Fused Filament Fabrication (FFF) la cual es equivalente a la tecnología Fusion Deposition Modeling (FDM) patentada a finales de los 80, sólo que libre de restricciones. Motivo por el cual se popularizó mucho en los últimos años.

img2
[1 Extrusor. 2 Filamento. 3 Ejes de movimiento]

Este método de impresión 3D inicialmente va depositando un hilo muy fino de plástico fundido (conocido como filamento) sobre una superficie plana, para que este se enfríe y solidifique.
Generando así una primera capa (la inferior) del modelo, sobre la que vuelve a hacer lo mismo sucesivamente hasta completar todo el modelo.
La distancia entre las capas es muy pequeña por lo que a veces es hasta imperceptible.

img3

La mayoría de las tecnologías 3D van creando el modelo capa a capa, por lo que cuanto más finas sean, mejor la calidad final a coste de tiempo de impresión.

Existen muchos materiales que se pueden usar para realizar las impresiones, entre los cuales se popularizaron los plásticos ABS (similar al material de los juguetes Lego) y el PLA (un polímero biodegradable que se produce desde un material orgánico).